19 de febrero de 2014

¿Eres un des-centrado? ¡Ven de misiones!

El tiempo corre y ya casi estamos en Cuaresma. Faltan dos semanas. Es momento para empezar a pensar qué vamos a hacer esta Semana Santa. Y como cada año, Juventud y Familia Misionera nos ofrece un programa para que estos días se puedan vivir de forma diferente: de misiones. Dice el Papa Francisco que “las familias cristianas, son familias misioneras”, y que “el discípulo-misionero es un descentrado: el centro es Jesucristo que convoca y envía”. Una misión y un centro que hacen que la Iglesia sea “una historia de amor” que puede concretarse de forma magnífica ayudando a los párrocos, y por ende a tantas y tantas personas, los cuales tienen a su cargo gran cantidad de pueblos a los que es imposible llegar ni siquiera en Semana Santa, el momento más importante del año.



Las misiones son una experiencia perfecta para un cristiano: se visitan enfermos, se invita a la Iglesia, se dan catequesis, se prepara a la gente para retomar la confesión y la Eucaristía, se organizan los oficios, Via Crucis… Y todo en un ambiente de familia y de alegría, que a su vez es el mejor testimonio misionero. Y lo mismo cabe decir del impacto que supone que jóvenes normales venidos de toda España sean capaces de dejar sus diversiones y sus planes por dedicarle un tiempo a otros jóvenes a los que comunicar lo que para ellos es lo más importante: Jesucristo.

Por eso, del 16 al 20 de abril, unas 100 familias van a ayudar a párrocos de poblaciones rurales de 12 diócesis, y unos 150 jóvenes de toda España se reunirán en Cartagena, Murcia y Puerto Mazarrón. Para más información puedes ver la web de Juventud y Familia Misionera y puedes contactar con:

  • Familia Misionera Madrid: 619 210 003
  • Familia Misionera Barcelona: 636 944 901
  • Familia Misionera Valencia: 660 324 855
  • Familia Misionera Sevilla: 661 503 555

Y para Juventud Misionera puedes contactar con:
  • Clara Pérez: 606 651 404
  • Julio Lorenzo: 661 293 433

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que más me gusta de las misiones es que vamos a Parroquias donde dar testimonio a jóvenes. Además El Solnight es sin duda un medio fantástico de evangelización.

Anónimo dijo...

¡Con qué pereza veía la posibilidad de ir de Misiones! De joven sabía que volvía feliz, por haberme acercado a Cristo y por haber ayudado a otros a acercarse.

Ahora voy con mi familia y no me lo pierdo por nada. Veo cómo ellos anuncian el Evangelio a otros; ya no se queda en teoría.

Es un hecho diferencial ¿Tu familia anuncia el Evangelio? Si la respuesta es sí nos vemos de Misiones. Si la respuesta es no ¿A qué esperas? ¿te lo vas a perder? Ojalá que no, ojalá que te atrevas y compruebes en primera persona que la llamada de Dios es personal y grupal. Cuando el grupo es tu familia entonces te sientes especialmente bendecido y vives la fe en Semana Santa de una manera única.

Publicar un comentario

Gracias por darnos tu opinión