25 de mayo de 2016

El colegio Real Monasterio de Santa Isabel de Barcelona gana en el Campus Desafío Emprende de La Caixa: el premio, un viaje a Sillicon Valley

“Pulshake” es un reloj que detecta y transmite mediante vibración y señales luminosas los sonidos y alarmas del día a día (despertador, cafetera, horno, teléfono fijo, timbre, etc.), y con este proyecto un grupo de alumnos de 4º de ESO del colegio Real Monasterio de Santa Isabel ha ganado el Campus Desafío Emprende de la Caixa 2016.

Se trata de un premio que reconoce los mejores proyectos desarrollados en el marco del programa KCJE (KitCaixa Jóvenes Emprendedores) y tiene como objetivo despertar la actitud emprendedora en el alumnado, impulsando su crecimiento personal y potenciando su capacidad de iniciativa.




Los alumnos emprendedores de este colegio del Regnum Christi son Itziar Fernández, Júlia Garrido, Marta Schmidt, Carlos Puig y Marc Nueno. Ellos, junto a su profesor de Economía, Venancio Carrión, quien les ha guiado en todo este proceso, viajarán en julio a Silicon Valley. Allí podrán perfeccionar su proyecto, empaparse de nuevas experiencias y conocimientos, y resolver nuevos retos.

Un reconocimiento a una metodología educativa
El premio es el colofón a toda una experiencia formativa que empezó en las aulas del Colegio y que culminará en la cuna de la innovación y el emprendimiento. Siguiendo la metodología propia del centro -basada en el aprendizaje activo y significativo, el trabajo colaborativo por proyectos y la adquisición de competencias- y utilizando como herramienta de trabajo el KitCaixa Jóvenes Emprendedores, el grupo consiguió resolver una necesidad detectada por una de sus componentes: la dificultad que tienen algunas personas para escuchar los sonidos y alarmas del hogar. 


“Es una alegría ver que una metodología de trabajo que llevamos implantando en el centro desde hace cuatro años reciba su reconocimiento. Es un premio de todos aunque sólo un equipo del Colegio haya resultado ganador”, afirma Venancio Carrión, profesor de Economía del centro.

Pulshake es un prototipo de pulsera que, además de solucionar este problema, da la hora y está hecha a partir de materiales tecnológicos reciclados. Un triple beneficio -social, ecológico y funcional- que les ha aportado un valor diferencial respecto a los otros proyectos finalistas.

Al Campus Desafío Emprende de la Caixa asistieron únicamente los 35 equipos finalistas de entre los 1313 equipos escolares de toda España que se presentaron. Los alumnos tuvieron la oportunidad de participar en diferentes conferencias y talleres sobre el emprendimiento además de seguir desarrollando su proyecto.

1 comentario:

Antonio Llamas Márquez dijo...

Espectacular! Es un premio al grupo y al proyecto educativo del Colegio Real Monasterio de Santa Isabel, de RC. Muchas felicidades a todos!

Publicar un comentario

Gracias por darnos tu opinión