12 de abril de 2018

Entrevista | Maca Exérez, una joven emocionada con el compromiso que adquiere al incorporarse al Regnum Christi

Maca Exérez tiene 29 años, es de Madrid y estudia un master de acompañamiento educativo en la Universidad Francisco de Vitoria. Después de años de contacto con el Regnum Christi, sintió la llamada a formar parte de él, y después de estas Misiones de Semana Santa se ha incorporado en la sección de Almagro. Ser parte de la familia Regnum Christi ha sido un regalo para ella y nos lo cuenta en la siguiente entrevista:



Maca, ¿cuándo te incorporaste concretamente? 
¡El lunes de Pascua de este año!

¿Cómo conociste al Regnum Christi?
No sería capaz de ponerle una fecha ya que el Regnum Christi es un movimiento bastante conocido. Pero si ha habido varios momentos en los últimos años que me han hecho conocerlo mejor. Por ejemplo: escuchar el testimonio de un legionario, asistir a un retiro de silencio en el que alguien dejó “olvidado” un “Manual del Miembro del Regnum Christi” que decidí empezar a leer, una consagrada que me abrió la puerta a la vida al movimiento al invitarme a un equipo y proponerme un apostolado ante mi inquietud por conocer más al Regnum Christi...

Y de todo ello, ¿qué es lo que te hizo querer ser parte de Regnum Christi?
Supongo que al principio fue ver el interés que tiene el movimiento por formar a los jóvenes -porque somos el futuro-. Sin embargo, una vez que fui conociéndolo más en profundidad, más me encantó su variedad y facilidad para poder incluir en tu día a día un apostolado. A día de hoy, conociendo el movimiento desde dentro, destacaría su carisma y la formación que nos ofrecen; a parte, por supuesto, las personas increíbles, que para mí son un ejemplo, son las que me hacen querer ser parte de él.

Entonces, ¿qué es el Regnum Christi para ti ahora?
Para mi el Regnum Christi es una inversión a futuro para mi, mi familia, mi futura familia, mi entorno y la gente a la que voy conociendo en mi día a día.


¿Tienes algún recuerdo especial en relación con él?
Supongo que podría contaros el último... ¡Aunque tengo muchísimos!

Llevaba varios meses planeando incorporarme, pero como soy muy cumplidora, ninguna fecha le cuadraba a toda la gente que quería que viniera a la misa de incorporación. Sin embargo, el domingo de Pascua, a 27 grados, subiendo maletas en un autobús e intentando coordinar a 35 chicas de 16 años, después de 4 días alucinantes pero agotadores de misiones en Cartagena, me dicen que vaya corriendo a hablar con el P. Francisco Ramos. Y yo -¡sí, sí ahora iré!-. Insistieron en que fuera en ese instante. Fui corriendo y el padre me preguntó si había hablado con el P. Miguel Segura. No entendía nada, el Padre Miguel no había venido de misiones...

-Maca, es que el Padre ha pensado que ¿por qué no te incorporas mañana?

Creo que me ahogué, miré el móvil y ahí tenía llamadas y nota de voz del P. Miguel. Le llamé corriendo y más o menos me dijo:

-Mira que he pensado que como quieres que María (una amiga que vive en Córdoba) vaya a tu incorporación, y yo voy mañana a Madrid... nos vamos María y yo, y te incorporas!.

Me quedé callada sopesando. La verdad es que era muy repentino, pero perfecto. Le dije que hablaría con mi madre, y si ella podía, íbamos a ello. Media hora más tarde, estaba enviando este mensaje a mis amigos: “Me incorporo mañana a las 20:30, me lo ha dado hecho el Padre Miguel, entiendo si no puedes venir”.

Fue una misa preciosa, junto con toda la gente que pudo asistir, donde me emocioné con el compromiso que adquiría. Me sorprendí gratamente recibiendo mensajes de amigas mías, que no pertenecen al movimiento, diciéndome que les había parecido una de las misas más bonitas a las que habían acudido. Los que no pudieron ir estuvieron acompañándome desde el corazón.

Bueno, y después de estas experiencias, ¿qué buscas en el Regnum Christi?
Una manera de crecer y formarme como ser humano, que me permita ayudar y aportar a los demás.

Maca, dinos: ¿cuál es la frase que más te inspira?
¡Hagan lío!

¿Participas en algún apostolado?
¡Si! Estamos formando un equipo para dar unas charlas sobre afectividad y sexualidad en grupos parroquiales de jóvenes. Pienso que, ya no solo por lo que vayamos a ayudarles a ellos, sino a nivel personal, esto nos va a venir genial para luego aplicarlo y entender muchas cosas que asumimos sin más.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darnos tu opinión