6 de julio de 2017

Fotogalería | Congreso del Regnum Christi: una oportunidad para “renovar, sacudir e impulsar a la Iglesia”

Entre el 30 de junio y el 2 de julio, se ha celebrado en Barcelona el Congreso nacional de Regnum Christi con el tema “Ser apóstol de Cristo hoy”. Han participado 65 señores de Sevilla, Valencia, Madrid, Bilbao, Mallorca y Barcelona, y ha contado con la presencia del director territorial del Regnum Christi, el P. Carlos Zancajo, L.C., y entre los ponentes el obispo de Terrassa, monseñor Saiz Meneses, Alberto García, consagrado del Regnum Christi y Director de la Cátedra UNESCO de Bioética y Derechos Humanos en la Universidad Europea de Roma, o Daniel Sada, Rector de la Universidad Francisco de Vitoria, entre otros. Si quieres ver una fotogalería del evento, entra aquí.

La primera conferencia del Congreso corrió a cargo del P. Manuel Aromir, L.C., director de sección de adultos en Barcelona, con el tema “Qué aprender de los primeros cristianos”. En este primer día, además, hubo una exposición de apostolados: Juventud y Familias Misionera fue presentado por Jorge Barco y Pablo Calzado, los Círculos de Acción Vocacional, por Jaime Solà, y la Fundación Altius, que corrió a cargo de Pablo Aledo.



El segundo día acogió varias conferencias importantes. La primera fue impartida por el P. Pedro Castañera, L.C., y se centró en las “motivaciones para un renovado impulso evangelizador”. El padre dejó como consigna abrirse al Espíritu Santo y la idea de “renovar, sacudir e impulsar a la Iglesia”.



Dar frutos de misericordia como enviados de Cristo
La siguiente exposición fue del obispo de Terrassa, monseñor José Ángel Saiz Meneses, en la que expuso “Qué espera la Iglesia de ti”. El prelado dejó como puntos esenciales una “espiritualidad recia, una sólida formación, una acción evangelizadora en comunión con la Iglesia y dar frutos de misericordia y amor, como enviados de Cristo”. La misa de este día fue presidida por el propio obispo.

Daniel Sada, rector de la Universidad Francisco de Vitoria, expuso, con la línea argumental de “ser apóstol en la sociedad y en la cultura”, la certeza de que “es posible hacer algo hoy que transforme la sociedad” mediante la “acción personal de los seglares en el apostolado”, formando “líderes a los apóstoles y apóstoles a los líderes”: “No existimos para no cambiar nada o ser irrelevantes”.

A continuación, Alberto García, laico consagrado del Regnum Christi y Director de la Cátedra UNESCO de Bioética y Derechos Humanos en Universidad Europea de Roma, habló de “los caminos del apostolado seglar hoy”, donde incidió especialmente en la necesidad de ser “evangelizadores con espíritu”, abiertos a la “acción de Dios en nuestras vidas para transformarlas”.

El día terminó con una exposición de dos nuevas acciones evangelizadoras en la sociedad: los Grupos Alpha, que fue expuesto por el matrimonio Carmen Vall e Higinio Torras, y los retiros de Emaús, por Robert Maxwell.


La formación, la clave del apóstol
El último día, el P. Carlos Zancajo, L.C., impartió una conferencia titulada “La formación y envío de apóstoles, clave de la evangelización”, en la que recordó que “los formadores, y la formación de formadores, son parte de la esencia del Regnum Christi”, como “pieza clave de la evangelización” y “configurándonos con la persona de Cristo”. Finalizó incidiendo en que “el testimonio de vida y la imitación del Maestro” son la base y la fortaleza del formador.

El congreso ha combinado conferencias con momentos de oración, como las meditaciones que dirigieron los consagrados Alberto García y Héctor Bracho, responsable territorial de los laicos consagrados en España, así como grandes momentos para compartir experiencias y convivencia entre los miembros de las diferentes ciudades.

A ello colaboró el marco incomparable del Real Monasterio de Santa Isabel, que reúne en sus instalaciones todas las facilidades para un evento de este tipo: el auditorio del Colegio Real Monasterio de Santa Isabel, centro de este evento; el claustro como lugar de esparcimiento; o las comidas que fueron ofrecidas en el comedor del colegio.

Además, se disponía de la iglesia para la Misa diaria y las oraciones de la mañana y de la noche, y la capilla de adoración perpetua que permitió buenos momentos de intimidad con el Señor.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Este cursillo fue un regalo del Espíritu Santo en el que compartimos el RC que hay en cada uno de nosotros! Agradezco al Señor haber participado y la invitación a dar una de las conferencias. Que Dios os bendiga a todos y a España! Alberto García

Publicar un comentario

Gracias por darnos tu opinión